Los libros silenciosos | Semana del Álbum ilustrado 2017

13 Nov Los libros silenciosos | Semana del Álbum ilustrado 2017

¡Hola, nuvisés!

¿No habéis notado que del 6 al 12 de noviembre de 2017 estabáis todos muy ilustrativos e ilustrativas? ¿Que las manos se os ensuciaban de lápiz y pinturas sin saber porqué? ¿Que vuestros gatos y perros os despertaban a ritmo de cuentos cada mañana? ¡Claro! Porque justo esos días, en Barcelona y provincia, se celebró la Semana del Álbum ilustrado.

Así que no es raro que viérais crecer como setas un sinfín de actividades relacionadas con el libro infantil, y que tenían lugar de manera descentralizada, en librerías, escuelas, bibliotecas… Las actividades consistían en encuentros con autores, ilustradores, talleres, charlas y actividades divertidas para todo tipo de público. Muy inspirador.

Me escapé el sábado por la mañana a Barcelona y asistí a uno de los talleres: “Los libros silenciosos”, a cargo de Estrella Borrego, escritora y editora en Libros del Zorro Rojo. No me digáis que con este título no os pica ya la curiosidad. ¿Cómo debemos contar un cuento a nuestros oyentes si no hay un texto que leer? ¿Tenemos que inventarnos el contenido? ¿Repetimos en voz alta lo que cuentan las imágenes? Shhhht…. Silencio…. que habla una Estrella…

taller-estrella-borrego-ilustracion¿Me encontráis? Pista: la más friolera del reino, jiji (Foto: Pebre Negre)

La editora nos contó que en este tipo de libros uno tiene que dejar fluir la narración a través de preguntas. Por ejemplo: ¿Quién o quienes son los protagonistas? ¿A dónde van? ¿Por qué la niña recoge flores? ¿Por qué su falda es de colores?… etc. Es mejor así, ya que este tipo de libros sin texto pueden dar pie a muchas interpretaciones. Si intentamos contar la historia, estaríamos haciendo una interpretación de las imágenes subjetiva. Y nuestra forma de «leer» las imágenes puede ser bien diferente a la del niño. Si contamos la historia filtrada por nuestros ojos y vivencias, a lo mejor estamos limitando la propia imaginación de los pequeñ@s.

Estrella nos hizo ver que es en los libros silenciosos, paradójicamente, cuando nacen más palabras, porque se nos exige pensar y entender qué quieren transmitirnos las imágenes, para luego verbalizarlo. De hecho, si echamos una ojeada a algunos de los libros que tenía seleccionados en su mesa, todos mudos, nos dimos cuenta que son libros que se convierten en interactivos o experimentales al querer contarlos de manera oral. Dan juego. En ellos se puede aprender mucho vocabulario al hacer un esfuerzo por expresar la narrativa de la historia contada por las ilustraciones (nota: los libros mudos se convierten en una buena herramienta para mejorar las competencias lingüísticas de los niños). También nos señaló que este tipo de libros no son de un sólo uso, es decir, podemos leerlos mil y una veces porque siempre encontraremos en ellos algo nuevo que descubrir.

Resultat d'imatges de La ola de suzy lee

Ilustración del libro sin texto «La Ola» de la ilustradora coreana Suzy Lee

Estrella cogió uno de los libros de la mesa, el elegido fue “La Ola” de la ilustradora Suzy Lee. Nos contó que es un libro con muchísimo éxito. ¿Por qué? Porque es un libro muy completo. “La Ola” narra la relación de una niña con su entorno. La pequeña juega con las olas, a la vez que establece un “diálogo” con ellas. Aunque no sea un libro temático de las “emociones/emocionario”, podemos encontrar en sus páginas todas las emociones habituales y tratarlas con el pequeñ@ lector@. En este libro aparecen la alegría, el miedo,… Acciones y reacciones de una parte y de otra… Y es que, aquí queda muy claro, que después de toda emoción, viene una contraemoción (como las olas que vienen y van…). Y lo entendemos sin leer ni una palabra, sólo mirando despacito las imágenes.

La editora aprovechó «La Ola» para hacernos ver que no hacen falta historias exuberantes ni con grandes moralejas para el disfrute de un libro, ya que el simple momento íntimo de leer y contar una historia a nuestro oyente, el vínculo que se traza en ese momento, es puro placer (¿acaso el entretenimiento no es un fin igual de lícito que el de utilizar un libro con fines educativos?).

p-album-ilustrado-ilustracion-sin-texto3Había una vez una Estrella que contaba historias sin texto

La editora destacó otros libros mudos, de los cuáles un par me robaron el corazón. Se trata de “Un camino de flores”, de JonArno Lawson e ilustraciones de Sydney Smith, y “Mau Iz Io?” de Carson Ellis.

Resultat d'imatges de Un camino de flores libros del zorro rojo

Si lo véis en las librerías o bibliotecas cogedlo, tocadlo, «leedlo», disfrutadlo… hasta el final

Del primero, “Un camino de flores”, Estrella nos cuenta que se centra en una pequeña porción de tiempo y espacio: el de un trayecto, como el que podría ser el de ir de la escuela a casa (“La Ola”, de Suzy Lee, narra un instante). Mmm… creo que no voy a desverlaros mucho de la historia, porque encontré mágico el momento de escucharla de la voz de la editora y sorprenderme con cada página… hasta la última.  En este libro destaca el juego del blanco y negro inicial con las páginas de colores y flores que se suceden. Además, tiene una estructura muy clara, en el que la linealidad del tiempo también coincide con la del espacio. Cada escena tiene un porqué, que se justifica al final de la historia. Tiene muchísimos detalles y cada personaje (principal o secundario) vive sus propias historias que podemos seguir a lo largo de las páginas. No conocía este libro, pero me lo pido para Navidad. Además, fue seleccionado por The New York Times como uno de los mejores libros infantiles de 2015.

Resultat d'imatges de Mau iz io

Viu ni Kuz yam neve dipi iu cozi nau monvi Lau. ¡Claro!

Cuando Estrella, nos mostró el segundo, “Mau Iz Io”, de Carson Ellis, y nos dio cuatro referencias, lo encontré divertidísimo. Es curioso porque este álbum ilustrado lo había visto un montón de veces en las librerías. Incluso un día lo abrí, pero al ver que tenía un texto “diferente”, me dio pereza hacer el esfuerzo de entenderlo y lo volví a colocar en el estante. ¡Sí! Los libros silenciosos pueden dar un poco de “yuyu” al inicio (almenos a mi), porque estamos acostumbrados a leer un texto y a “leer” unas imágenes. Vale la pena dedicarles un poco de tiempo a aquellos álbumes que no tienen texto o lo tienen “raro”, como es el caso. La recompensa es maravillosa. Éste es otro título que se va a la lista de Reyes. Tampoco os cuento mucho de qué va, así lo disfrutaréis más cuando lo leáis, pero Estrella nos hizo prestar atención a algunos aspectos:

  1. ¡Este libro está escrito en el lenguaje de los insectos! ¿No os parece genial? A mi, me entusiasmó.
  2. Un libro debe empezar a leerse y a contarse desde la misma portada. En este caso, lo que más nos llama la atención es un bocadillo inmenso (un bocadillo de los de diálogo, ¡no de atún!). Ésto nos da a entender que habrá conversación y comunicación… Pero, oh, sorpresa, la historia no tiene texto. Bueno, sí, pero es ilegible para los humanos. ¿Entonces? Entonces nos damos cuenta que el bocadillo está situado encima de una plantita, que va a crecer y crecer a lo largo de las páginas, igual que la historia que nos cuenta.
  3. Aquí encontraremos varias líneas narrativas. Una puede ser la narración del paso del tiempo y las estaciones (primavera, verano, otoño, invierno) pero explicada desde otro punto de vista, el que tienen los bichitos a escasos centímetros del suelo. También podría ser el cuento que nos ayuda a entender los altibajos de la vida
  4. Así pues, con este libro podemos aprender o trabajar en diferentes temas, como por ejemplo, sobre los insectos y el paso del tiempo. También nos estimula a ser curiosos con lo que pasa debajo de nuestros pies. Incluso podemos dar significado a los sonidos de los insectos, teatralizar el papel de los bichitos y hacer una representación divertida. Sin olvidarnos que nos anima a  inventar palabras nuevas, con el reto de hacerlas entendibles para el receptor aunque no sepa ese lenguaje…

Increíble lo que dan de sí los álbumes ilustrados y los libros en general, ¿verdad? ¡Gracias, Estrella!

p-libros-ilustrados-sin-texto-estrellaLa mesa llena de álbumes ilustrados mudos para curiosear. ¿Con cuál os quedáis?

La editora nos recomendó otros libros sin texto por si nos interesa adentrarnos en su particular lectura. Podéis hacer click en cada título para más información:

Resultat d'imatges de el intruso libros del zorro rojo

 No me importaría ponerme una tortuga por sombrero… Ilustración del libro «El Intruso»

No hace falta decir que disfruté muchísimo el taller y agradezco enormemente la forma en que Estrella lo impartió, con gran conocimiento del mundo literario y también con mucho amor. Además, estuvimos en muy buena compañía y en un sitio encantador y sugerente:  la salita de atrás de la librería Pebre Negre (Barcelona).

No conocía esta librería, me encantó la selección que tenían. Está muy cerca de la estación de El Clot, y al ladito tiene un local donde ofrecen pizzas vegetarianas que tienen una pinta…, aptas para aquellos que tienen muchas intolerancias alimentarias -como es mi caso-, o para aquellos que quieren una opción sana/veggie pero con chispilla. Se llama La Clotenca (¡tiene una imagen gráfica muy chula! Ver aquí). Apuntado, todo.

p-pared-libreria-pebre-negre-ilustracion¡Qué preciosidad de puerta-pared-estantería tienen en el Pebre Negre!

Espero que este resumen os haya servido de inspiración, tanto como a mi asistir al taller. Y qué bonito es el mundo de los libros ilustrados…

¡Feliz semana!

PD: una nuvisé, es una nube que se olvida siempre que su apellido se escribe con uve en vez de bé. Totalmente comprensible, povrecita. ¡Ai, pobrecita! 😉

No Comments

Post A Comment